Incluimos un conjunto de hoteles seleccionados

Hoteles Encanto


Archivos de ‘Hotel gstaad palace’


Hotel gstaad palace instalaciones 0

Escrito el 23 junio, 2010 por admin

Hotel gstaad palace instalaciones:
Para recuperar energías, tonicidad o bajar el nivel de adrenalina el Spa & Health Club, situado en el piso bajo del hotel, ofrece un completísimo programa que incluye desde relajantes masajes con aceites esenciales, reilexo-logia, drenaje linfático, masaje ayur-veda, holistico o con piedras calientes, hasta tratamientos corporales (60 minutos de activación celular prometen dejar como nuevo al más apaleado), endermology para reducir la celulitis. máscaras faciales clásicas o en versión antiedad, una pileta cubierta con música debajo del agua y una pileta descubierta, sauna, baños turcos y squash.
Cuando el tiempo es benigno se suman los cuatro courts de tenis y golf, amen de actividades outdoors como heliesquí. tirolesa, mountain bike, ratfing, viajes en globo y cabalgatas por la zona. El placer suele prolongarse, indefectiblemente, en los cinco restaurantes con especialidades suizas e italianas y exquisita cocina internacional. Abren sólo a la noche “Le Grill”, el restaurante gourmet y el “Gildo’s Ristorante”, con vera cuci-na italiana. La Fromagerie funciona sólo en Invierno: son un must la fondieu y la raclette de trufas, o en su defecto, las de champagne. Abren el mediodía y a la noche “Le Restaurante” y “La Grande Terras-se”, esta última a cielo abierto, con un menú internacional.
Celebraciones glamorosas, conferencias y bailes se suceden en los seis salones del Palace. En el Salón Baccarat, que debe su nombre a las bellísimas arañas de cristal, celebra cada año la fiesta de egresados el más prestigioso colegio suizo, “Le Rosey”, donde estudiaron Juan Carlos de Borbón, el sha de Persia, Reza Phalevi, y una larga lista de personajes relevantes. Festejar la Navidad y despedir la Noche Vieja en el Palace engalanado es una experiencia inolvidable.
La agenda social en Gstaad tiene algunos destacados a la medida de los huéspedes del Palace: en julio se celebra la semana gastronómica Davidoff y el torneo de tenis de la API’ “Allianz Suisse Open”. Entre julio y septiembre, el “Menuhin Festival”. En agosto tiene lugar el torneo “Cartier Polo Silver Cup” y para diciembre de 2007 se programó una exposición que abarcará 60 años de hisloria de la escudería Ferrari.
El castillo de cuentos, erguido en lo alto de la montaña, despierta los cinco sentidos y activa una aspiración muy humana: pertenecer. Y, como bien sabe Andrea Schertz, pertenecer tiene sus privilegios.

Gstaad palace hotel y su historia 0

Escrito el 21 junio, 2010 por admin

Por estos días, los últimos del otoño en el hemisferio norte, un ejército de albañiles, carpinteros, pulidores, pintores y decoradores está poniendo a punto habitaciones, pasillos y algunos servicios para la nueva temporada que comenzará el 16 de diciembre, bajo la supervisión directa de Andrea Scherz. director y tercera generación de la familia propietaria.
Si necesitas ofertas de viajes para llegar a estos lugares tan solo entre en el link. Su abuelo, Ernest (ex director del Carlton de St Moritz) se hizo cargo en 1938, remontó la época sombría de la Segunda Guerra y le insufló nuevos bríos contratando, a través de su amigo Maurice Che-valier, a Louis Armstrong, Ella Fitz-gerald y otras figuras de igual talla para actuar en los bailes de gala. Le sucedió su hijo, Ernest Andrea -formado en la célebre Escuela de Hote-leria de Lausanne y en la Universidad de Cornell- quien en 1996 le cedió el timón a uno de sus dos herederos. Andrea. Sangre nueva, la misma formación académica y pasión por la hotelería, el actual director es un experto piloto de helicópteros y define al lujo como “algo más que una cuestión de dinero: implica tener conexiones, pertenecer, acceder a ciertos ámbitos”.
Luego de deslizarse en los 250 kilómetros de pistas de ski de Gstaad -hasta 3000 metros de altura- la atmósfera relajada del Palace se contrapone al vértigo: las 104 habitaciones (incluyendo 29 júnior suites) fueron decoradas en estilo clásico, y el predominio de maderas y tapizados espesos remiten a la esencia alpina. En las Tower Suites las camas mullidas, el paisaje hipnóptico que se cuela por las ventanas y lo último en tecnología son un combo contundente. Por si hiciera falta más, ninguna habitación es igual a la otra.
Y quien quiera sentirse (o quien sea) un jeque, un príncipe o un archimillonario, dispone del Penlhousc Suitc (3 dormitorios, un amplísimo living comedor, kilchinelle, sauna y ja-cuzzi propios y una vista panorámica superlativa). Los 240 m’¿, en el techo del hotel, cuentan con total privacidad y seguridad. Una manifestación más del lujo concebido a la europea: sólido y chic, jamás desbordante. Hay clientes en lista de espera.

Hotel de lujo Gstaad palace 0

Escrito el 20 junio, 2010 por admin

Empinado sobre una montaña y deslumbrante como un castillo de cuentos, el Gstaad Palace es un centinela que sobresale entre los Alpes suizos. Si buscas hoteles baratos entra a este sitio que te recomendamos.  La más espectacular vista panorámica de la villa alpina más top se obtiene desde la terraza de este hotel legendario: laderas verdes y ondulantes donde pastan a ritmo moroso las vacas con cencerros, chalets con la impronta de la Suiza alemana desperdigados por aquí y por allá, el cielo de un azul bruñido como el mar Egeo. Y un aire límpido que oxigena y despeja la mente de cualquier atisbo de estrés, en tiempo récord.
Liz Taylor, Sean Conneiy, Valentino, Keanu Reeves y otras celebrities son habitúes. Desde 1913 es el centro de la vida social vip en la villa alpina suiza más sofisticada. Lo comanda la tercera generación de la familia Scherz.
Por las calles de Gstaad, la aldea más sofisticada del planeta 2.500 habitantes, en el distrito de Saanen, un cantón de Berna- es común ver a Román Polansky con un gorro de lana y el diario bajo el brazo. El, como Gunther Sachs, son residentes permanentes de este paraíso del esquí elegido por las celebrities, la monarquía europea y el jet-set. Y el Palace es el punto de convocatoria obligado de los rich and famous: es habitual encontrar a Liz Taylor tomando un trago con Sean Connery o con Valentino (los tres tienen sus chalets en la villa), a Keanu Reeves bailando frenéticamente en la disco GreenGo, a Roger Moore acodado en la barra del Lobby Bar o al Aga Khan haciendo sociales ápres ski. La refinada hospitalidad del Palace que integra el exclusivo The Leading Hotels of the World- no ha decaído desde 1913, cuando fue inaugurado. El recordado Louis Armstrong y el general Montgomeiy lo frecuentaron, y las familias tradicionales europeas se pasan la posta de una generación a otra. Gildo, el primer Maitre d’Hotel del Palace, recibe a cada uno por su nombre desde 1968 y todos conocen a Gildo. Tanto, que un restaurante del hotel lleva su nombre. Pe-ter, el chef ejecutivo desde 1972 -verdadero maestro de la cocina gour-met- es otra estrella indiscutida que los huéspedes agradecen.



↑ Top